No hace tantos años en los que mi vida  aún era rutinaria y monótona. Andaba bastante perdido, no sabía que quería, no tenía claras mis metas, tampoco tenía claro cuál era mi propósito en la vida, es decir, vivía porque no me quedaba otro remedio, o al menos eso es lo que pensaba por aquel entonces. Había ejercido en diversos oficios, en algunos como empleado y en otros como gerente, tales como camarero, electricista, técnico de sonido, disc-jockey, hasta monté una gran tienda especializada en discos de vinilo. Pensaba que lograr mis metas me haría feliz pero por regla general no las lograba y cuando lo hacía no había tal felicidad o duraba un breve espacio de tiempo.

¿Qué pasaba? ¿Por qué me costaba tanto lograr metas? ¿Por qué comenzaba mis proyectos con tanta ilusión y poco a poco perdía el interés? Mi vida estaba dividida, por un lado lo que me gustaba, la familia, el ocio, los amigos, por otro lado el trabajo, compromisos, mis proyectos casi siempre inacabados…

En fin, después de mucho bandear de un lado para otro y sin saber muy bien cómo, navegando por internet escuché una conferencia sobre cómo descubrir lo que verdaderamente amas en la vida, cómo lograr metas de una forma eficaz y divertida, averiguar tu verdadero propósito en la vida, y otras cuantas cosas que en definitiva hablaban de cómo ser el dueño de tu vida, y por lo tanto mucho más feliz.

Estoy enormemente agradecido al Universo por esta gran “casualidad” que me llevó a descubrir Metas Inteligentes, el programa que cambió mi vida. Por supuesto agradecido también a sus creadores Olga y Aldo, mi coach personal y mi mentor respectivamente. Ambos me han acompañado en este camino de transformación y crecimiento personal.

Lo más sorprendente de todo es que desde el primer mes comencé a notar cambios importantes, mi forma de pensar y de ver la vida estaba cambiando a pasos agigantados. Nada más comenzar me hice consciente de que casi todo aquello que verdaderamente amaba en esta vida no lo tenía concientizado, y en consecuencia no lo estaba practicando o hacía mucho tiempo que no lo hacía. Hoy tengo claro mi propósito en la vida; Ayudar a los demás, haciendo aquello que realmente me apasiona. Gracias a Metas Inteligentes supe descubrir y canalizar todo lo que verdaderamente Amo. Ahora mi vida gira en torno a las terapias naturales, el crecimiento personal y, como puedes comprobar con este blog, a internet. Además mi vida ya no está dividida, ahora prácticamente todo lo que hago me gusta y lograr metas me resulta cuando menos motivador.

Pin It on Pinterest

Si te parece interesante...

¡Comparte esto con tus amigos!